EE.UU. acusa a Perú de violar acuerdo para proteger la selva tropical

Estados Unidos acusa a Perú de violar su compromiso de proteger la selva amazónica de la deforestación, amenazando con mantener a Lima en violación del Acuerdo de Promoción Comercial entre Estados Unidos y Perú del año 2007.

El viernes, Robert Lighthizer, el principal negociador comercial del Presidente Trump, anunció que estaba buscando consultas formales con Perú para resolver las preocupaciones sobre su reciente decisión de restringir la autoridad del auditor forestal del país, el Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales, que fue establecido para cumplir con el tratado. La medida suscitó preocupación dentro de la administración Trump – y la queja de los demócratas del Congreso – de que conducirá a una mayor tala ilegal en Perú.

“Al tomar esta medida sin precedentes, la administración del presidente Trump deja claro que se toma en serio el monitoreo y la aplicación de los acuerdos comerciales de los Estados Unidos, incluidas las obligaciones de fortalecer la gobernanza del sector forestal”, dijo en una declaración el Sr. Lighthizer, representante comercial de Estados Unidos.

El desafío tiene la intención, en parte, de enviar una señal a los demócratas de que la administración está dispuesta a hacer cumplir las disposiciones ambientales y laborales que se incluyen en los acuerdos comerciales. El acuerdo forestal fue insertado en el acuerdo comercial de 2007 por la diputada Nancy Pelosi, demócrata de California que prestó juramento como presidenta de la Cámara el jueves. El lenguaje es la base para las disposiciones de aplicación de las normas ambientales y laborales en el Acuerdo México-Canadá que los tres países acordaron el año pasado.

El anexo forestal del Perú se consideró un modelo para un nuevo sistema de inspección que podría incluir la confiscación en la frontera de bienes considerados violatorios del tratado y el enjuiciamiento de las empresas que importan productos que no son conformes.