Keiko y Joaquín Ramírez liderarían organización criminal

El fiscal Wilson Salazar y su equipo de lavado de activos ha encontrado millonarias y sospechosas transacciones comerciales que realizó Joaquín Ramírez, exsecretario de Fuerza Popular, su familia y colaboradores cercanos como la excandidata presidencial, Keiko Fujimori.

Los resultados de esta nueva indagación presentados por Cuarto Poder, ha dado una lista de investigados junto a Joaquín Ramírez. En esta estarían Keiko Fujimori, Pier Figari Mendoza, asesor de confianza de la lideresa de Fuerza Popular, la madre y la esposa de Joaquín Ramírez, Luisa Gamarra Castañeda y Rosa Castañeda Cubas respectivamente, y las hijas de Fidel Ramírez, Nancy y Maribel.

Pero además en la investigación también figura el partido político Fuerza Popular y empresas ligadas a la familia Ramírez, entre ellas la Universidad Alas Peruanas.

Según la fiscalía, esta organización criminal dedicada al lavado de activos está estructurada en tres grupos:

En el primer grupo, se encontraría como líder el padre de Joaquín Ramírez, Fidel Ramírez Prado, y lo siguen sus familiares más cercanos, su esposa Nancy Gallegos y sus hijas Nancy y Maribel.

En el segundo grupo estaría Joaquín Ramírez como líder y lo integraría su hermano Osías Ramírez, actual congresista por Fuerza Popular.

El tercer grupo lo encabezaría, según la Fiscalía, Keiko Fujimori Higuchi, y junto a ella, sus asesores Pier Figari y Jaime Yoshiyama Tanaka.

Inmuebles millonarios

Otras de las hipótesis que maneja la fiscalía es que la excandidata presidencial habría entregado 15 millones de dólares a Joaquín Ramírez para que sean invertidos en su cadena de grifos y dar la apariencia de legalidad. Sin embargo, este dinero, obtenido de los aportes de la campaña de 2011, serían de origen ilícitos.

Según la fiscalía de lavado de activos parte de ese dinero fue invertido en la compra de dos millonarias propiedades, a través de empresas de Joaquín Ramírez. Una de ellas seria el llamado búnker político de Fuerza Popular.

Ramírez confirmó a la fiscalía cómo se hizo la compra del inmueble, pero además reveló que otro local ubicado en la avenida Arequipa había sido cedido al partido político de Fuerza Popular, en abril de 2014.

Fuente: Wayka.pe